RSS

Archivo de la categoría: Uncategorized

Urge empoderamiento de los asegurados en EsSalud

Por: Oscar Alarcón Delgado

http://www.chaskillakta.com

En mi condición de Representante de los Asegurados en el Consejo Directivo de EsSalud he realizado visitas inopinadas a las redes asistenciales tanto en Lima como el norte y sur del país y en todo lugar tomamos contacto con los dirigentes sindicales de sus jurisdicciones para que nos acompañen y de ese modo establecer un relacionamiento con las autoridades correspondientes de EsSalud.

Nuestra primera tarea consistió en realizar un muestreo entre los pacientes que hallamos en los pasillos de los establecimientos y encontramos el preocupante desconocimiento de sus derechos. Primero, no identifican correctamente la naturaleza jurídica de la institución. La mayoría sostiene que el Estado es propietario de Essalud, en un segundo lugar señalan que son los aportantes o asegurados y otros señalan que es privado o mixto, probablemente por la imagen de las asociaciones públicas-privadas. Asimismo, unos cuantos identifican a la Defensoría del Asegurado como la instancia a donde elevar sus quejas y reclamos.

EsSalud no es una empresa estatal (El Estado no le asigna ningún recurso, por el contrario le adeuda), tampoco es una empresa privada de corte capitalista donde se genera plusvalía para un grupo de accionistas; es una empresa social cuyos propietarios son los asegurados, es decir los trabajadores dependientes, de cuyo salario social emana el aporte (9% del salario), aunque legalmente es canalizado por los empleadores. En esencia EsSalud es una praxis del diálogo social tripartito basada en principios de solidaridad, universalidad e integralidad.

Por ello, las secciones regionales o provinciales de la CGTP tienen que institucionalizar la participación constructiva y propositiva en la gestión de Essalud, a fin de defender la vida y contribuir a la solución de los problemas de salud de la inmensa mayoría de la población asegurada en sus respectivos lugares.

Es indispensable que la seguridad social en salud se coloque en la agenda sindical y se fortalezca el empoderamiento de EsSalud, para que a través de sus acciones se logre 1) La autonomía institucional frente a la dependencia del FONAFE-MEF, 2) La distribución de medicamentos de calidad, 3) Efectivizar la humanización del trato a los asegurados, 4) Luchar contra la corrupción, 5) Luchar contra la privatización de sus servicios, y 6) Vigilar la reorganización institucional.

Sin duda existen tareas urgentes que tienen que acometer las centrales sindicales, en particular la CGTP, como la de 1) Crear el Departamento Sindical de la Seguridad Social en la estructura confederal. 2) Generar una cultura de la seguridad social como parte de la formación sindical, y 3) Impulsar el primer encuentro nacional en defensa de la seguridad social. 

No debemos olvidar que los neoliberales pretenden privatizar todo lo que suena a público o asociativo. EsSalud es un apetitoso plato dentro de este esquema. Estemos atentos al respecto.

INFORMACION

Al 31.12.12 Essalud contó con 9,786,884 asegurados activos (titulares y derecho habientes) y tiene 384 centros asistenciales  de los cuales 6 son hospitales nacionales, 3 institutos, 3 hospitales de nivel IV, 9 hospitales de nivel III, 24 hospitales de nivel II, 43 hospitales de nivel I, 24 policlínicos, 39 centros médicos, 117 postas médicas y 116 centros de atención primaria.

Tiene 47,711 trabajadores, de los cuales el 82% es asistencial y 18% son administrativos. Del total del personal el 62.2% son profesionales, el 29.5% son técnicos, el 5.5% son funcionarios, el 2.4% son auxiliares y el 0.2% son directivos. Asimismo 13,345 son del regimen 276, otros 26, 647 sson del regimen 728 y otros 7, 719 son del regimen CAS.

Su presupuesto es de 7, 611,094,617 millones de soles en el 2013, de los cuales 7,002,786,001 se destinaron a gastos operativos y 458,073,356 a gastos de inversión.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 1, 2013 en Uncategorized

 

Postergan elecciones en Colegio de Periodistas del Perú-Región Lima.

Por: Oscar Alarcón Delgado

Siganadora-1ok los periodistas de Lima tuviéramos un Colegio Profesional fortalecido con vida institucional democrática y transparente, las elecciones convocadas para hoy (27.10.13.) se habrían realizado con toda normalidad dentro del orden y la disciplina que animan los deberes y compromisos de sus integrantes.

Hoy fue otra cosa: la demostración de una frágil institución secuestrada a las sombras por sus directivos, incapaces de haber generado prestigio y propuestas programáticas, recuperación de derechos profesionales y laborales.

Cientos de colegas periodistas se apersonaron desde las primeras horas de la mañana para el ejercicio electoral sin embargo fueron descalificados por no estar en el padrón electoral.

Juan Gargurevich, Max Obregon Michelsen, Miguel Humberto Aguirre, Alberto Ku King, Miguel Eduardo Mantilla, Reynaldo Naranjo García, Armando Campos Linares,   entre otros destacados y archiconocidos periodistas fueron impedidos de votar porque no figuraban en el padrón, elaborado al antojo del Comité Electoral de Lima con claras intenciones de favorecer a la lista 1 que encabeza Manuel Inocente. Charo Arroyo, con recibo en mano de su pago al CPP-RL comprobó que estaba inhabilitada, por lo tanto impedida de sufragar.

Ante este hecho de manipulación grosera se levantó la protesta de los periodistas, liderado por el candidato de la lista 2 al CPP-Lima, Max Obregón Rossi, logrando el consenso de los presentes para denunciar ante la policía nacional y a la fiscalía, lo que fue corroborado por el Comité Electoral Nacional mediante resolución que deja sin efecto las funciones del Comité Electoral de Lima y denunciando a sus integrantes ante el Tribunal de Ética; además postergando las elecciones hasta el 17 de noviembre a fin de que sea un proceso electoral transparente, participativo, democrático y no discriminatorio.

“Se registraron diversos enfrentamientos entre los afiliados” señala RPP. No es exactamente enfrentamientos individuales, entre periodistas. Es sobre todo la lucha entre el continuismo conservador, siempre proclive a la corrupción, que quiere al Colegio de Periodistas del Perú- Región Lima secuestrado entre las sombras y al servicio de sus intereses personales o grupales y de otro lado, las fuerzas del cambio que quieren transformar al CPP-Región Lima en un baluarte de dignidad y profesionalismo.

Apuesto por el cambio, estaré junto a la lista 2 de Max Obregón Rossi el 17 de noviembre.

Visitar:    http://www.dignidadyprofesionalismo.com/

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 28, 2013 en Uncategorized

 

Una jornada de reflexion

Editorial, Diario La Primera 01.10.12.

Los hombres y mujeres de prensa y el país entero celebran hoy el Día del Periodista, jornada tradicional de homenajes en los que menudean los mensajes y discursos que resaltan la importancia de la denodada labor de informar a la ciudadanía sobre los acontecimientos de trascendencia para la sociedad.

En esta oportunidad queremos rendir homenaje a los labradores y maestros que forjaron el periodismo peruano y sobre todo a los mártires que entregaron sus vidas para cumplir su misión, principalmente los Mártires de Uchuraccay, cuyas muertes han quedado lamentablemente impunes, trascurridas tres décadas del horrendo crimen.

saludamos también a los periodistas que a diario cumplen con coraje y profesionalismo la importante tarea de mantener informados a los peruanos, con verdad y comprometidos solo con los hechos y con la causa de la democracia y el progreso social, así como la defensa de los sagrados intereses nacionales y los derechos ciudadanos.

Amerita, en tal sentido, un reconocimiento a nuestro director, César Lévano, y a todo el plantel de periodistas de LA PRIMERA, que a diario hacen ese tipo de labor, pese a las dificultades que implica hacer un periodismo diferente y ajeno a los poderes tradicionales.

La jornada es, además, un motivo de reflexión sobre la pervivencia de formas de periodismo que solo buscan el lucro fácil y ajeno a la ética, y que cubrieron a la profesión y al país de vergüenza durante la dictadura de los 90, al cobrar sobornos a cambio de su complicidad con los crímenes y la corrupción de aquel régimen.

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 2, 2012 en Uncategorized

 

Virgilio Grajeda: Ser fotógrafo me ha enseñado a querer a las personas

Lunes, 01 de octubre de 2012 | 5:10 pm

Virgilio Grajeda, mientras concedía la entrevista el martes 25 de septiembre a las 3:20 p.m. Foto: Miguel Mejía (LaRepublica.pe)

Quienes trabajan con él lo describen con una palabra común entre todas las que emplean: “chamba”. Virgilio Grajeda lleva 27 de sus 59 años de vida trabajando en La República como reportero gráfico. Él, como relató en esta entrevista, ha sido testigo del abandono estatal a los pueblos del ande, de los inicios del terrorismo, del retorno a la democracia, de la cúspide de la violencia de terroristas y militares, así como de la actual democracia. Aquí un extracto de su testimonio.

Alfonso Rivadeneyra García (@Gregory_House_)

-¿Cómo fueron tus primeros días de infancia?

Mi infancia fue muy beligerante, muy veloz, muy rápida, muy beligerante en el sentido que tenía que vivir la vida rápido, por la misma circunstancia económico-social de mi familia.

-¿Tú naciste en Cusco, no?

Yo nací en Cusco, en un pueblito que se llama Limatambo. Según la historia, en el tiempo de los incas era un centro de descanso de Pachacútec.

-¿Cuándo fue la última vez que volviste a Limatambo?

A Limatambo hace… el año pasado.

-¿Y cómo lo notaste?

Desarrollado, bien, pero la gente está igual. Las casas ahí están, de material noble hay alguna que otra casa, hay uno que otros auto… y la gente no ha cambiado, pues sigue teniendo el mismo nivel económico, sigue teniendo las mismas costumbres, sigue teniendo la necesidad económica y por qué, porque falta la presencia del Estado. Podrá haber postas médicas, un colegio, pero de ahí no pasa.

-¿Cómo así te decidiste a trabajar, a vivir como fotoperiodista?

A mí en el colegio, te digo, he vivido la vida rápido desde niño, casi no he tenido infancia porque había que ayudar a resolver el problema de la casa. (…) Trabajaba y estudiaba, trabajaba y daba a mi madre, a mi padre para ayudar a resolver el problema económico, trabajaba y a mí me gustaba mucho la pintura. Y un día descubrí que… mira, yo dibujaba en hojas de papel con las hojas de las flores de distinto color (…) dibujaba un paisaje, una cara, un perro, lo que sea, y pasaban los minutos y cuando lo llevaba al profesor para que lo vea ya estaba oxidado, ya estaba negro. Y así me gustó y ahí tuve la oportunidad en el Cusco de conocer a muchos fotógrafos de esa época, uno de ellos es (Martín) Chambi, ya mayor, y ahí empecé pues. Me dieron la oportunidad de darme una camarita, una Olympus Pen de medio formato e iba al aeropuerto a tomar fotos a los gringos. Entonces a los colegas les gustó mi actitud de tomar fotos.

-¿Y ese qué año era?

Estoy hablándote del 62 al 67 (Virgilio nació en 1952).

-¿Y tu primer trabajo?

Mi primer trabajo ha sido como colaborador en revistas, en el diario La Prensa, Última Hora, siempre les llevaba mis fotos porque en aquellos tiempos no te permitían ser practicante porque el gráfico de esos tiempos te veía… no permitían que uno se acercara más, o sea ellos querían ser siempre los únicos como gráficos. Entonces por eso hay un vacío, hay un desfase. Entra la violencia, entra todo y hay un vacío, no hay nuevas generaciones del 70, que termina la generación de esa gente, hasta que empieza la violencia. Hasta el 90 casi no hay una buena generación de gráficos.

-Por lo que ellos mismos han sido cerrados…

Claro, cerrados eran. Yo agarraba una fotografía, tomaba y me la llevaba a La Prensa. Y me decían que me esperara en la puerta o en la calle.

-Y ya cuando empezaste a trabajar definitivamente en un diario…

He trabajado en varios medios, así chiquitos, grandes, pequeños, de izquierda, de todo. Hasta que llegó la oportunidad de trabajar –ya era conocido ¿no?- trabajé en El Diario Marka, no El Diario de Sendero Luminoso, sino el diario Marka. Allí conocí a muchos escritores y periodistas como Chema Salcedo (…) Carlos Castro y otros muchos que no están.

-Y en la revista ‘Sí’ también trabajaste…

Me llevaron a trabajar a la revista ‘Sí’ por mis conocimientos y mis contactos que había creado ya en provincias y toda esa cuestión. Para entonces había viajado bastante.

-Tengo entendido que en la época del terrorismo toda esta violencia te afectó mucho

Me afectó mucho porque mucho he trabajado con la gente del campo. He visto sufrir a los pueblos, como te dije, yo nací en Limatambo, un pueblito, un caserío y la mayoría de pueblos son así, aunque Limatambo ahora es un pueblo un poquito más desarrollado que un caserío, pero hay pueblos mucho más míseros, que están a 3000, 4000 o 5000 metros de altura. (…) Y al entrar Sendero, arrasaba con todo. Buscaba a las autoridades, al profesor, al alcalde o al gobernador, se les conminaban a que abandonen eso, que se vayan o de lo contrario los acusaban de soplones y los mataban, los ajusticiaban. De lo contrario, si no había eso, Sendero estaba de pasada y entonces venía el Ejército después de Sendero, al día siguiente o en la noche y decían “ustedes han ayudado a los terroristas” y lo mismo, viceversa, si al pueblo entraba el Ejército y después venía Sendero, (decían) “a ver ¿quién le ha dado el vaso de agua? ¿Por qué les dieron de comer? ustedes son –en quechua les decían- los ‘yana umas’ – los cabezas negras”.

-Quedaban atrapados entre los militares y terroristas.

Claro.

-¿Actualmente te sigue afectando lo que viste?

Sí, yo así nomás no puedo… a mí no me gusta ir, por ejemplo, a los velorios y no me gusta ir a los cementerios, porque veo mucho dolor, mucho llanto. A la mayoría de los pueblos que yo iba encontraba al pueblito entero llorando por sus familiares o sus amistades. (…) A veces yo agarraba, si cobraba, me iba a con mi plata de esto (la profesión) o mis viáticos y se los daba a la gente.

PELIGRO DE MUERTE

“Yo soy quechua hablante, y eso también me ha permitido salvar mi vida”.

-Algo así escuché, que llegaste a escuchar una frase en quechua y salvaste tu vida.

-Te voy a decir dos casos más emblemáticos. Antes de llegar a Huanta hay un pueblito que se llama Bellavista, que campesinos de las alturas bajaron y construyeron su ciudad, su frente de autodefensa. Nosotros con otro colega, Francisco Reyes, estuvimos yendo a entrevistar a la gente después de un año o dos años (de la construcción). Nos confundieron (con terroristas), nos detuvieron, nos metieron bajo tierra, le llamaban el bote ellos (…) con una profundidad de dos o tres metros.

-Una especie de prisión subterránea

Sí, tapado con tablas y esas cosas.

-¿Qué año era?

Eso sería el 90 o 91. Después de eso, cuando me iba al ataque de Uchiza, el 91 o 93 (en realidad ocurrió en marzo de 1989) atacaron Uchiza Sendero y los narcos. (…) Un patita nos dice por la espalda “alto o disparo”, “pon al suelo tus cosas”. Yo no le hice caso, si era policía de repente se hubiera identificado pero no, ahí un policía no podía ser identificado porque inmediatamente lo mataban. Entonces el policía no podría decirme nada, así que supuse que era senderista el que me decía. Se me acercó, me encañonó, y al encañonarme me dijo “baja tus maletas al piso”. “¿Por qué?” “¿Quién eres tú?” le pregunto. Y mi colega ya se estaba orinando en el pantalón.

-¿Y tú no sentiste miedo?

No pues, yo más o menos tenía experiencia, ya nos había ocurrido en otro lado. Yo me puse valiente, no permití que me amedrentaran.

-¿Y qué pasó después?

Después nos llevaron al monte, pues. A 100 metros a dentro del monte, casi a la orilla del río. Allí había como 30 o 40 subversivos y estaban cantando. Nos quitaron nuestras cosas, nos desnudaron y a mí me amarraron primero las manos y después los pies, entonces querían saber si yo trabajaba con el “chato” César Hildebrandt (quien entonces dirigía la revista ‘Sí’). “¿Y dónde trabajas?” (dijeron) “en tal sitio” (respondía) entonces ellos se comunicaban. “A ver, vamos a verificar”. “Ustedes son soplones, son policías” (decían), “ahorita los vamos a matar”. A cada rato uno venía, luego otro, ya quería dispararme. (…) Nos soltaban y nos ponían allí (Virgilio hace el gesto de alzar un paquete por medio de una cuerda y una polea en el techo).

-¿Estabas amarrado de los brazos?

No, ya estaban sueltos (mis brazos), solamente los pies.

-Entonces tú estabas de cabeza

De cabeza. Nos tenían un rato, después nos soltaban. Y lo más grave era que los bichos, los mosquitos te comían rico. Y habrán pasado 3 o 4 horas… y a esa hora que nos detuvieron fueron las 8 de la mañana, me acuerdo que a las 12 del día o la 1 de la tarde nos soltaron. (…) Llegamos a Uchiza y todavía encontramos todavía a gente herida y toda esa cuestión, y en eso otra desgracia nos pasa ese mismo día (el tono de voz de Virglio baja y se hace más lento antes de retomar la historia). Nos rodea la población, los narcos, nos empiezan a tirar piedras, nos arrinconan en toda la plaza de armas (…) “vayan al río” (decían) “allá están los muertos”. Yo sabía que en el río al gringo este (agente de la DEA) le habían dicho que vaya al río (…) ahí lo mataron.

-¿Y tú les hiciste caso?

No, me paré en la esquina y empezaron a tirar piedras. Eran 10 o 15 personas, y en eso a una distancia veo que -desde ese momento escuché decir “los yana umas, los cabezas negras”, o sea los encapuchados del Ejército- venían y nos salvaron.

-Ahora después, de tanto tiempo, lo que más ahorita hay son conflictos sociales…

Se habla del boom de la economía, por las mineras y esas cosas… La economía no llega a la población.

-¿Y dime, cuando vas a manifestaciones, cuáles son las precauciones que tomas?

Estar alerta a quién es quién, observar bien a las personas. Yo los observo así, para mí ya sé quién es, ya saco mi línea, entonces yo me voy por un lado y hago mis cosas.

-Y con los fotoperiodistas jóvenes que están saliendo, egresando constantemente, ¿tú notas algún elemento en común, tal vez negativo?

Siempre en las generaciones, por desconocimiento, hay cuestiones positivas y cuestiones negativas. Pero hay corrientes que –las revistas por ejemplo- imponen posiciones, imponen cosas, entonces la foto se ve bonita en una revista de papel couché como el caso de Caretas o los suplementos de El Comercio, por ejemplo. El Comercio te presenta una foto grande, pero esa foto ya está trabajada. Entonces aquí en La República somos un periódico, somos un medio periodístico donde no se debe… se debe hacer esas cosas, pero hay especialistas que tienen que hacerlo de acuerdo al sentido de la información que le dé el director o la orientación que tenga el periódico. Pero siendo gráfico yo no voy a venir y me voy a poner… tal vez podría cortar (la foto) porque necesito levantar esa imagen porque no pude cambiar el lente y cosas por el estilo; por eso tal vez, más no porque le estoy quitando el valor de la fotografía grabada, hecha al instante, del momento, eso sí es una fotografía; pero si empiezo a ponerle color –sin alusiones-, le quito una mosca que se paró acá o un palito que está acá o al ministro que tengo que tomarle la foto o a un funcionario, está la grabadora, está su cigarro allí; “oye saca eso, voy a limpiar la mesa” no voy a decir. Te voy a contar una anécdota: una vez hice unas fotografías de un personaje. Y cómo ese personaje había tenido contacto en un determinado lugar con unos criminales y precisamente esos criminales le habían dado un obsequio y eso, a ese pata le pareció bonito, lo puso ahí y vino la entrevista y ese detalle, esa cosita, por ese regalo se hizo la conexión de la situación.

-Ese detalle fue importante.

Es importante para identificar cómo venían esas cosas. Ese es el valor.

-Tú has pasado ese tránsito de la fotografía de rollo a digital…

Yo he pasado. En La República ha sido gradual, primero trajeron una Nikon digital pero al mismo tiempo también tomaba con rollos, vino un editor y la desapareció la cámara (…) y era una maravilla de cámara.

-¿Si se la desapareció se la…?

Se la habrá robado, no sé… se desapareció nada más. No te puedo decir.

-Ya para terminar, toda esta vida de fotógrafo que tienes, que has tenido, que sigues teniendo, ¿qué es lo más valioso que te ha enseñado?

Querer a las personas, estar al lado de la gente, estar al lado de los jóvenes, porque eso te da conocimiento. Yo aprendo de ti por tus inquietudes, entonces como yo tengo experiencia asimilo tu inquietud y la desarrollo. Y hago un llamado a los jóvenes, que hagan lo que tienen que hacer, bien, siempre bien y no tienen que amedrentarse, nada es difícil. (…) ¿Entonces el joven qué tiene que hacer? Ya no necesita recorrer el camino que he recorrido, sino simplemente con el diálogo…

-Aprender de tu experiencia

-Aprender de la experiencia, eso le va a permitir desarrollar más rápido estas cosas, le va a ayudar a hacer sus cosas mejor.

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 2, 2012 en Uncategorized

 

Cómo se desarrolla la Guerra Psicológico-Informativa

Por: David Urra.

Hay un refrán que dice “No se puede analizar el presente sin valorar el  pasado. No se puede analizar el pasado considerando el presente”. Es por ello que para analizar lo que ocurre en Latinoamérica en el presente  debemos remontarnos a lo que paso, en el pasado reciente y sacar las  conclusiones necesarias. Este análisis trata precisamente de esto, de  como los EE.UU y sus aliados han impuesto sus conveniencias a fuego y  mentiras, condenando a nuestros pueblos a vivir bajo sus condiciones, en la más horrenda pobreza moral y material, sentados en una tierra y una  cultura generosa.

Pretendemos no hacer la historia de todas las agresiones norteamericanas contra  nuestros pueblos latinoamericanos, sólo veremos algunas de ellas y cómo  emplearon los métodos, procedimientos y medios de la Guerra  Psicológico-Informativa (GPI):

1. 1.  Invasión a Cuba 1961 (Bahía de Cochinos), Operación Mangosta.

1. 2.  La Guerra de las Malvinas 1982. (Operación XXXX)

1. 3.  Invasión a Granada. 1983 (Operación “Destellos de Furia”)

1. 4.  Invasión a Panamá. Diciembre 1989-enero 1990. (Operación “Asunto justo”)

1. 5.  Invasión a Haití. 1994. (Operación “Defender la democracia”)

 Descargar el artículo:

Como-se-desarrolla-la-Guerra-Psicologico-Informativa-DAVID-URRA.pdf

 

 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 30, 2012 en Uncategorized

 

El analfabetismo digital

TECNOLOGIAS DE LA INFORMACION Y LA COMUNICACION

A propósito de la RP China y Estados Unidos, estos dos países tienen, sumados, la mayor cantidad de usuarios de Internet que los 15 países que les siguen en la lista. Ahora bien: una cosa es el acceso a Internet y otra la penetración, concepto este último referido al impacto social/comunitario que tiene la conectividad.

Así las cosas, los especialistas identifican tres grupos de personas en función de la relación que mantienen con las TICs: los llamados nativos digitales; los migrantes digitales; y, los analfabetos digitales. Un primer criterio para delimitar la frontera entre cada uno de estos grupos es, naturalmente, la edad.

Especial: Diario La Primera, 21.08.12.

En décadas recientes, el desarrollo de las llamadas tecnologías de la información y la comunicación (TICs) ha permeado a todos los sectores de la sociedad, propiciando diferencias marcadas entre países, generaciones, géneros, niveles socioeconómicos, educativos, etcétera, en relación a las habilidades y al uso de las mismas.

En este marco se habla entonces de una brecha digital (digital divide), la misma que cuantifica la diferencia existente entre países, sectores y personas que tienen acceso a los instrumentos y herramientas de la información –y la capacidad de utilizarlos- y aquellos que no lo tienen. De ahí que la brecha digital sea considerada como el grado o nivel de masificación de las TICs entre países o en el interior de los mismos.

La brecha digital no es solo una manifestación del conflicto Norte-Sur, como tampoco es un problema que aqueje exclusivamente a los países de menor desarrollo. Asimismo, no hay una sino diversas brechas digitales, sea por razones de infraestructura, conocimientos, Educación, políticas tecnológicas, etcétera, dentro de los países. Por lo tanto y para comenzar, se puede hablar de dos brechas digitales.

LA PRIMERA y más evidente, es la que subsiste entre países desarrollados y en desarrollo. Las estadísticas existentes sobre el número de usuarios de Internet a nivel mundial, dan fe de la distancia que existe entre unos y otros. Así, se sabe que en el mundo, hacia enero de 2011 había más de 2 mil millones de usuarios de Internet en el planeta, cifra que sigue creciendo de manera exponencial –esta cantidad, sin embargo, refiere de manera implícita que hay alrededor de 5 mil millones de seres humanos que no usan Internet. Existen, asimismo, 32 países que cuentan con más de 10 millones de usuarios cada uno.

Los 10 países con más usuarios tienen en conjunto unos mil 200 millones de usuarios en total, lo que equivale al 65% de todos los internautas del mundo. Asimismo, los 20 países con más usuarios tienen mil 470 millones de internautas o bien, el 82% del total mundial. India es el cuarto país con más usuarios en Internet, pero apenas el 6.9% de las personas en ese país tienen acceso a una conexión. La República Popular China (RP China) es el país con mayor población conectada con casi el doble de usuarios que Estados Unidos. Sin embargo, el territorio chino alberga a más de mil 300 millones de personas, frente a 300 millones que constituyen la población estadounidense.

Por ejemplo, en los países anglosajones mucho se ha enfatizado la importancia de que las personas, en lo individual, tengan acceso y conectividad. En otras naciones, en cambio, se busca garantizar que éstas lleguen al mayor número posible de usuarios sin que ello demande, necesariamente, que en lo individual, cada persona posea en su casa o lugar de trabajo, una computadora y/o conexión a la red. La penetración se relaciona con la accesibilidad –por ejemplo, que el costo de conexión esté al alcance de los bolsillos de la mayor cantidad posible de personas– y con la infraestructura adecuada. Por ello no debe sorprender que la penetración sea mayor en los países desarrollados donde las políticas digitales imperantes favorecen que Internet esté al alcance de un gran número de personas. Por el contrario, la penetración de Internet en los países en desarrollo es baja, porque la red no está al alcance de una parte importante de la población.

En este sentido, según la Internet World Stats en su informe del 31 de diciembre de 2011, la más alta penetración de Internet tiene lugar en América del Norte –que en este caso solo incluye a Estados Unidos y Canadá –n 78.6% de su población; seguida de Oceanía/Australia –con 67.5%–; y Europa –con 61.3%. En contraste, Asia, el continente más poblado del orbe, posee una penetración de apenas el 26.2%. En América Latina y el Caribe, la penetración asciende a 39.5%. Y, como era de esperar, África presenta la cifra más baja sobre el particular, con solo 13.5%. La media mundial es de 32.7%, por lo que tanto África como Asia están por debajo de ella. 2 Asimismo, a pesar de que las naciones latinoamericanas y Caribeñas en promedio se encuentran por encima de la media mundial, lo cierto es que México tiene una penetración estimada en 30.7%, lo que significa que está lejos de la media latinoamericana y a 8.8 puntos porcentuales del promedio en el planeta.

Algo que llama profundamente la atención en el caso latinoamericano y Caribeño es que no son los países más grandes (México o Brasil), quienes presentan los más altos niveles de penetración. Argentina, Chile y Uruguay, naciones con 41, 16 y 3 millones de habitantes respectivamente, tienen un nivel de penetración de Internet de 67, 59.2 y 56.1% respectivamente, que es el más alto de la región.

LA SEGUNDA. ¿Qué hay de la otra brecha digital doméstica o interna? Esta brecha es importante, dado que se produce prácticamente en todos los países del mundo y un análisis más detallado revela situaciones no del todo comprensibles, incluso en naciones consideradas como las más avanzadas. Como muestra figura la Unión Europea –aun cuando la Europa comunitaria, en sentido estricto, no es un solo país–, donde un promedio del 26% de la población en 2010, afirmaba nunca haber usado Internet. Por supuesto que hay profundas disparidades entre países, como se observa en el cuadro anexo, destacando por ejemplo la situación de Rumania, Bulgaria, Grecia y Chipre, países que rondan o superan el 50% de personas en esa situación. Ello contrasta con Suecia, donde solamente el 7% de la población no se define como internauta –lo que, en otras palabras significa que el 93% sí lo es.

¿Qué factores explican la existencia de la brecha digital doméstica o interna? Como ha indicado recientemente un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (…) la brecha digital doméstica es, en esencia, un subproducto de las brechas socioeconómicas existentes en el país [de que se trate]. De hecho, la tecnología digital en sí no es responsable de la brecha digital. Los principales factores que la causan son el nivel de ingreso y su distribución, así como la dotación de la infraestructura de comunicaciones y el nivel de Educación”.

Brecha digital y analfabetismo digital
La brecha digital, sea entre países o en el interior de ellos, tiene diversas manifestaciones, una de las cuales es justamente el analfabetismo digital. Este concepto sugiere la existencia de una nueva problemática, distinta de aquella que se refería a la incapacidad de las personas para leer y/o escribir.

En el momento actual, la comunicación no solo fluye a través del lenguaje escrito, por lo que el concepto de alfabetización se ha modificado dramáticamente. Por lo tanto, aun cuando muchas personas pueden leer y/o escribir sin mayores dificultades, resulta que esas habilidades son insuficientes para acceder a la red de comunicación/información que emana de las nuevas tecnologías.

Siguiendo con este razonamiento, el analfabeto digital es el individuo que desarrolla sus actividades personales, educativas y profesionales sin vincularse con tecnologías o medios digitales, limitando sus acciones y/o quehaceres a recursos tradicionales y concretos, principalmente relacionados con la lectura y escritura, centrados en el empleo del lápiz y el papel. Este concepto es novedoso porque remite a un enorme desafío, en particular para los países en desarrollo, que además de lidiar con el analfabetismo tradicional, ahora deben enfrentarse a una situación en la que, pese a contar con recursos humanos que poseen un cierto nivel educativo, no son capaces de insertarse plenamente en el mundo del siglo XXI.

Así, a grandes rasgos, los nativos digitales son personas que nacieron a partir de 1995, y cuyas edades, en consecuencia, no rebasan en estos momentos los 20 años.

Los migrantes digitales, por su parte, nacieron a principios de la década de los 60 y no rebasan los 55 años de edad. Se les considera migrantes porque si bien han sido testigos del vertiginoso desarrollo de las TICs y de su impacto en la vida diaria y profesional en años recientes, la Educación y formación de estas personas se desarrolló con métodos más “tradicionales.” En este sentido, los migrantes digitales emplean computadoras, tablets, laptops, netbooks, iPods, iPads, etcétera, pero subutilizan estos gadgets en términos de las tareas múltiples que se pueden realizar. Los teléfonos móviles los emplean sobre todo para hacer llamadas y eventualmente toman fotos con ellos. Son los principales usuarios de los wikis, donde satisfacen muchas de sus necesidades de información. Su presencia en las redes sociales obedece a la curiosidad, a que se percibe que “hay que estar”, o a presiones de los más jóvenes en el hogar –“¡ay papá! ¿Cómo es posible que no estés en el Face?”.

Los analfabetos digitales, a grandes rasgos tienen 55 o más años de edad; aprenden y/o se informan sobre todo a través de libros/revistas/diarios impresos; no emplean gadgets; suelen comunicarse a través de la telefonía fija; si necesitan información o requieren hacer uso de las TICs por cualquier razón, se apoyan en los migrantes digitales o en los nativos digitales para ello; y desconocen las redes sociales. Cuando requieren información de cualquier tipo, usan fuentes impresas, por ejemplo, enciclopedias.

María Cristina Rosas
Alai

 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 21, 2012 en Uncategorized

 

Prensa Latina (PL) cumplió 53 años de labor

A pocos meses del triunfo de la Revolución Cubana, Prensa Latina emitía al mundo su primer despacho noticioso con la sigla “PL”. Fundada y dirigida en sus primeros años por el periodista y guerr…illero argentino Jorge Ricardo Masetti el 16 de junio de 1959 por encargo e iniciativa del Comandante Ernesto “Ché” Guevara.

“En tiempos de una guerra mediática impuesta por el monopolio imperialista de los medios de comunicación, Prensa Latina se reafirma como un instrumento noticioso al servicio de las causas más justas de nuestros pueblos”. Cuenta con oficinas en varios países del mundo.

Ingrese a Prensa Latina: http://www.prensa-latina.cu/

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 20, 2012 en Uncategorized